Inicio Noticias Religion Save the Children: El número de niños sin escolarizar se duplica

Save the Children: El número de niños sin escolarizar se duplica

1
0

La organización humanitaria Save the Children insta a la ONU y a la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático a tomar medidas concretas y urgentes para proteger el futuro de los niños de Myanmar y pide a la comunidad internacional que atienda la desesperada necesidad de ayuda humanitaria.

Covid 19 afectó la escolarización

El número de niños sin escolarizar en Myanmar se ha duplicado con creces en dos años y aproximadamente la mitad de los niños no han recibido educación formal debido al cierre de las escuelas por el COVID-19 y al aumento de la inseguridad en el país. Así lo afirma Save the Children, la organización que lleva más de 100 años luchando por salvar a las niñas y los niños en peligro y garantizarles un futuro.

En algunas zonas del país, la escolarización ha descendido hasta un 80% en dos años y al menos 7,8 millones de niños están sin escolarizar. Cuando la pandemia de COVID-19 obligó a cerrar las escuelas de todo el mundo a principios de 2020, las escuelas de Myanmar estuvieron total o parcialmente cerradas durante 15 meses.

Conflicto armado destruye escuelas

En el último año han aumentado los ataques a escuelas, profesores y estudiantes debido al conflicto. Muchos de ellos tienen miedo de volver a clase y, en algunos casos, se han quedado sin escuela a la que acudir. Las escuelas y los niños deben estar protegidos en todo momento, dice Save the Children.

Según la organización, entre mayo de 2021 y abril de este año se produjeron al menos 260 ataques contra escuelas. Las explosiones, dentro y alrededor de los edificios escolares, representaron casi tres cuartas partes (190) de los incidentes.

En abril de este año, se descubrieron artefactos explosivos en cuatro escuelas u oficinas escolares y hubo tres explosiones en edificios escolares o en sus alrededores. Además, hubo 33 casos de incendios en escuelas u oficinas educativas y 10 agresiones a profesores y personal escolar.

En marzo y abril de este año, Save the Children registró 10 casos en los que personas armadas irrumpieron en las escuelas de los 32 municipios donde operan sus equipos de educación. El número real en todo el país es probablemente mucho mayor.

Un futuro, un sueño…

«No he ido a la escuela desde que la cerraron por culpa del COVID. Antes de la pandemia estaba en el sexto año. Pero debido a los combates y a la inestabilidad de la situación, los profesores no volvieron a nuestra escuela ni a nuestro pueblo. Creo que también tuvieron que huir y esconderse en un lugar seguro como nosotros debido a los combates. Ahora vivo en una tienda de campaña temporal en la selva tras huir de mi pueblo. Mi sueño es convertirme en empresario. Me inspiré en la pequeña tienda de comestibles de mi familia. Sin embargo, cuando pienso en mi futuro, me siento triste e infeliz. Para realizar mi sueño, creo que tengo que estudiar mucho y necesito mejores oportunidades de aprendizaje. En la escuela, quiero aprender inglés y otras cosas, pero también quiero conocer a mis amigos y profesores. Hacía mucho tiempo que no ocurría esto», dice Kyi*, de 14 años, de la región de Magway, en Myanmar.

Miles de familias de desplazados han tenido que internarse en la selva para huir del conflicto armado.
Miles de familias de desplazados han tenido que internarse en la selva para huir del conflicto armado.

Sin oportunidad de aprender

«Es realmente chocante que haya tantos niños fuera del sistema escolar, pero si lo pensamos, no debería sorprendernos. La pandemia de COVID-19 ha provocado una emergencia mundial para la educación de los niños. Inmediatamente dimos la voz de alarma sobre el riesgo de que abandonaran la escuela por verse obligadas a trabajar o a casarse antes de tiempo. En el país, el conflicto ha contribuido a una «tormenta perfecta» para los niños. Cada uno de estos ataques a las escuelas es un ataque al futuro de toda una generación de niños de Myanmar que están perdiendo la oportunidad de aprender. Esto es algo que no podemos ni debemos aceptar en absoluto. Necesitamos que se ponga fin de inmediato a los ataques a las escuelas», afirma Emma Wagner, responsable de política y defensa de la educación en Save the Children.

Respuestas urgentes de la ONU

Save the Children insta al Consejo de Seguridad de la ONU y a la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) a que tomen urgentemente medidas concretas para proteger el futuro de los niños de Myanmar.

Según la organización, Myanmar también necesita desesperadamente más ayuda humanitaria de la comunidad internacional, ya que el Plan de Respuesta Humanitaria de la ONU proporciona menos del 10,4% de la financiación necesaria. Save the Children lleva a cabo programas en todo Myanmar y su personal sigue comprometido con la ayuda a los niños más vulnerables del país, especialmente en esta época de conflicto y crisis.

Artículo anteriorDicasterio para la Comunicación capacita a jóvenes comunicadores
Artículo siguienteVaticano: Se suprime requisito anti Covid para entrar en oficinas del Estado

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí